miércoles, 19 de diciembre de 2007

Las alfombrillas

Las alfombrillas son esos pequeños trozos de tela que impiden que nuestra casa se llene de todo tipo porquería que traemos de la calle en los zapatos.
Sinceramente nunca me había parado a pensar en ellas, pero la verdad es que me empece a interesar por el origen de su existencia , y parece ser que en un principio las alfombrillas (que serían ramas entrelazadas o que se yo) tenía un fin protector , era para quitarse los malos espíritus y evitar que entraran en el hogar; sin embargo con el tiempo fueron perdiendo las connotaciones mágico-religiosas para quedar reducidas al objeto de uso higiénico que es hoy.
Cuando te paras a mirar un poco las alfombrillas de las casa puedes ver que que existen un numero casi ilimitado de variedades (semicirculares, cuadradas,rectangulares, de colores, ...), y viendo tanta variedad, y que es difícil encontrar dos iguales en el mismo rellano me preguntaba si en el fondo serán en cierto modo la tarjeta de presentación de nuestra casa. Puede ser que si nos fijamos en las alfombrillas sepamos algo mas los que viven dentro, fijándonos en si la alfombrilla es de colores vivos, si tiene dibujos, si es meramente funcional y no tiene decoración,si es tan grande que molesta a las puertas cercanas para abrirlas o tan pequeña que no deja limpiarse bien los pies... Quizás todos estos pequeños detalles sean de ayuda para hacerse una idea de nuestro vecino, amigo, anfitrión..
No sé si es una costumbre española o existen en todo el mundo, se que en Japón el algunas casas hay pequeños "vestidores" donde dejas los zapatos antes de entrar en la casa , pero: ¿Hay alfombrilla igual o no?, me imagino que cada país tiene sus propias costumbres con respecto a esto.
Aquí os dejo algunas modalidades de alfombrillas, la de la puerta abierta es la de mi casa ¿ Que os dice de mi ? ;P

Salu2 a todos y gracias por leerme.








8 comentarios:

nora (desde Norazonia) dijo...

¡Hola!
En Japón no es que tengamos un pequeño "vestidor" donde dejamos los zapatos, los dejamos en la entrada de la casa. Por eso, dejamos todas las "basuras" en la entrada :)
Ciudadano Triki, me has dado una gran idea para una de mis entradas. Voy a hacer una foto del Palacio de la Soberana de Norazonia, en la ciudad de Alfajoria, para que vean como es la "entrada" xD
Un gran abrazo. Me voy a trabajar :)

PD: ... y es mejor que pienses en escribir un libro...

triki dijo...

NORA:
La puerta de mi casa es la última de las fotos, la que tiene la puerta abierta para todos vosotros :).
Estoy deseando ver ya la foto de la entrada del palacio .
Un abrazo fuerte para ti también , a este humilde ciudadano le gusta mucho haber sido útil para el reino.
Gracias por comentar!!!
PD: me lo voy a plantear ;P

pitufa dijo...

jolin,una vez mas,he aprendido cosas nuevas,no sabia yo eso de las alfombrillas,gracias por la informacion....
Toy de acuerdo con lo de k escribas un libro.Sigue asi con tu blog.
un beso

triki dijo...

PITUFA:
Gracias por comentar, ya pense que te habías perdido ;P
Al final ya veras como lo acabo escribiendo jejeje

pitufa dijo...

no,no me perdi,jejeje,es q muchas veces llego tan cansada de currar que me da pereza escribir,pero te leo siempre.
Un besito

leydhen dijo...

Mi grupo de amigos íntimos (o Akelarre, como los llamo :p) lo único que le regalamos a uno del grupito por su cumpleaños, y puesto que estrena piso estos días, fue un felpudo para su entrada. Así, sin más. Bueno... un felpudo en forma de mariquita y bien cantoso :p Así que si alguno de sus vecinos de escalera trata de agenciárselo, va a reconocerlo enseguida :p

No sé, es un detalle que parece minúsculo pero que habla acerca de los habitantes de la casa. Hay un cierto interés en hacer que te sientas cómodo (porque no hay anda que más me moleste como invitada que llevar zapatos sucios e ir manchando el suelo). Si encima me hablas de ese origen taumatúrgico pues...

Muy interesante.

triki dijo...

Leydhen:
jajajaja que bueno lo del Akelarre.
La verdad es que es un regalo genial lo del felpudo, porque cada vez que entre en casa recordara a sus amigos :).
No te ha pasado a veces que vas a casa de alguien y al entrar te intentas limpiar los pies y el felpudo es tan pequeño que al frotar un pie se escapa y luego ya estas incomodo todo el tiempo por pensar que tienes los zapatos sucios y esta dejando todo manchado, o tu vecino tiene el felpudo tan grande que cada vez que abres la puerta de las escaleras choca y es un autentico coñazo tener que luego volver a colocárselo, pequeños detalles hablan sobre las personas o eso creo yo.
Gracias por comentar, me alegro de volver a leerte por aquí.

leydhen dijo...

Bueno, no tengo que preocuparme mucho por los felpudos porque... porque vivo en una casa unifamiliar y nuestro felpudo está dentro de casa. Aprovechando que hay que subir unos escalones, lo hemos puesto al pie de ellos. Y uno bien grande... semicircular como el tuyo, para que la puerta de entrada pueda abrirse cómodamente.

Y desde luego que mi amigo se va a acordar de nosotros cada vez que lo vea. Vaya que sí. Lo que no sé es si se acordará para bien :p