sábado, 8 de marzo de 2008

Tenemos que ser fuertes

Ayer ETA volvió a asesinar.
La verdad es que me cuesta hasta hablar de ello, porque arrebatarle a alguien su bien más preciado , la vida, me parece no solo cruel sino que también imperdonable.
Desgraciadamente hemos visto con demasiada frecuencia como se nos intenta atemorizar en periodos cercanos a las elecciones para impedir que votemos libremente .
En este caso la víctima es Isaías Carrasco un ex-concejal socialista al que arrebataron la vida con tres o cuatro tiros en la nuca en presencia de su mujer e hija pequeña. Isaías ya no ostentaba ningún cargo público ni tenía escolta , lo que le convirtió para los asesinos en un blanco fácil.
Quiero destacar la valentía y arrojo de la hija mayor de este ex-concejal, que con tan solo 19 años y tras la muerte de su padre ha sacado fuerzas de flaqueza para pedir una participación masiva en las urnas y animar a todos los españoles a que no se dejen amedrentar por las acciones de los terroristas.
Siempre me quejo un poco de mi país y de mis compatriotas por muchos motivos, pero hoy es un día en el que quiero recalcar el valor de mis conciudadanos , especialmente los que viven en País Vasco, porque en un país en donde puedes morir por defender tus ideas todavía quedan muchos y muchas valientes que se atreven a dar ese paso al frente para representarnos a todos y al mismo tiempo meterse en el campo de minas.
Por ellos me siento hoy muy orgulloso de ser español.

Gracias por leerme, un saludo a todos.

¡MAÑANA TODOS A LAS URNAS!

3 comentarios:

nora dijo...

¡¡Imperdonable!!
No hay que permitir la violencia en ninguna parte del mundo!
Lo siento, de verdad...:(

leydhen dijo...

Yo he tenido que esperara antes de contestarte al post. Esperar porque el viernes la rabia me consumía y ayer, al ver a la muchacha esa que de pronto se ha encontrado huérfana por la sinrazón de unos asesinos, la tristeza me podía...

Y ahora... ahora te dejo porque me voy a votar.

triki dijo...

Nora:
Imperdonable , estoy contigo.
Gracias

Leydhen:
Lo mismo digo rabia y tristeza comparto tus sentimientos.
Gracias